Introducción

El Método de manifestación 17 segundos fue conocido gracias a Esther Hicks. Una mujer quien a través de su particular conexión con Abraham (su guía espiritual) pudo recibir información de lo que ella llamaba la “Inteligencia Infinita”.

Abraham no hace referencia a un ser físico, sino que se definió así mismo como una Conciencia Colectiva la cual se comunicaba a través de la interpretación de Esther como medio.

Esta inesperada relación comenzó en el año 1984 donde Esther, meditación de por medio, comenzó a recibir mensajes los cuales al principio traducía a través de movimientos con su nariz para luego evolucionar y ser trasmitidos utilizando una máquina de escribir.

Sus primeras palabras escritas impulsadas por esta Inteligencia Infinita fueron: “Soy Abraham. Soy tu guía espiritual. He venido para trabajar contigo. Te amo. Escribiremos juntos un libro”.

Acto seguido, fue escrito el libro “Pide y se te dará” en conjunto con Jerry Hicks (su difunto esposo). Allí compartieron toda la información impartida por Abraham quien tenía como misión, según define Esther, ayudarnos a alcanzar todo lo que deseamos.

Esther Hicks

Esther Hicks es una oradora y autora estadounidense. Coescribió nueve libros con su esposo Jerry Hicks, presentó numerosos talleres sobre la Ley de Atracción y formó parte de la versión original de la película El Secreto en el 2006.

Los libros de Hicks (incluida la serie de La Ley de Atracción) son, según nos explica Esther, traducciones provenientes de este grupo de entidades no físicas llamado Abraham.

Método 17 segundos para alcanzar tu deseo paso a paso

Abraham sostenía que bastaba con centrar toda tu atención (pura) unos pocos segundos en un aspecto puntual para que se active en ti la vibración asociada y de inmediato, como hemos visto en varios artículos sobre cómo manifestar, la Ley de Atracción comienza a trabajar a tu favor para atraer eso en lo que te enfocas.

Vemos a continuación el paso a paso de dicha técnica:

Paso 1

Permanece por 17 segundos centrado(a) en un pensamiento específico. Para evitar distracciones, cierra los ojos y procura sólo visualizarte con aquello que deseas conseguir como si ya fuese tu presente. Vive la experiencia lo más real posible (incluye emociones, diálogos, adrenalina, todo lo que puedas). A medida que tu concentración sea más intensa, la vibración será a su vez más clara. Consigue este nivel de inmersión hasta que tu alarma te avise que culminaron los 17 segundos.

Paso 2

Repetir esto mismo 4 veces en el día hasta alcanzar 68 segundos en total.

¿Por qué 68 segundos? Abraham afirmaba que si consigues permanecer concentrado(a) en un pensamiento durante tan sólo 68 segundos, la vibración será lo suficientemente intensa para que empiece a manifestarse.

Paso 3

Adquirir esta práctica de tan solo 68 segundos todos los días.

¿Por qué diariamente? Abraham indicaba que cuando te concentras reiteradamente en un pensamiento puro y lo mantienes como mínimo durante 68 segundos, al cabo de un breve período de tiempo, ese pensamiento se convierte en un pensamiento dominante. Y cuando alcanzas un pensamiento dominante, experimentas sus manifestaciones correspondientes.

¿Por qué no hacerlo por más de 17 segundos de corrido?

Parece sensato creer que si incrementamos el tiempo destinado a poner el foco en lo que queremos manifestar, mas potente y prolongada sería nuestra vibración, por lo tanto,  mejor debería trabajar la Ley de Atracción. Sin embargo quedaría por fuera el detalle más importante de todos, debe ser exclusivamente un pensamiento puro.

¿Qué quiere decir? Quiere decir que en estos 17 segundos no se pueden atravesar pensamientos de ningún otro tipo en absoluto. Es aquí la complejidad de no caer en los pensamientos involuntarios, como ideas de falta de convicción, problemas, miedos, dudas, ansiedad, incertidumbre, obligaciones, entre miles de variantes.

Es por esta razón que, si bien se necesitan solo 68 segundos en total, debemos dividirlo en 4 etapas. Por otro lado, en caso de toparse con alguna obstrucción (pensamientos indeseados) que impidiera continuar con esos 17 segundos de corrido, se debe volver a comenzar nuevamente. De lo contrario, la vibración no alcanzaría un gran poder de atracción.

Conclusión

Dentro de los distintos tipos de metodologías que se conocen para trabajar con la Ley de Atracción, el Método de manifestación 17 segundos de Abraham pareciera ser el más simplista de todos. No obstante, mantener la mente lo suficientemente calma para no concebir ningún pensamiento negativo durante esa cantidad de tiempo no siempre resulta tan accesible.

La misma se encuentra normalmente muy ligada a pensar cuestiones que sucedieron en el pasado o problemas a resolver en un futuro y rara vez se silencia si no la entrenamos para hacerlo.

En el caso de tener inconvenientes para poder llegar a la concentración requerida, existen otras técnicas que en esencia hacen lo mismo pero favorecen la capacidad de atención mediante herramientas como la escriturameditaciónvisualizaciónrepetición, entre otros estímulos que acompañan la intención de hacer foco en ese objetivo que se desea manifestar y evitar distracciones.

Anótate y te enviaré ¡La guía de Cómo Decretar Gratis!